Entrevista a Gabriela Burin

En el marco de la 24a edición de la Feria del Libro Infantil y JuvenilALIJA organizó una entrevista a la ilustradora Gabriela Burin. Esta actividad se desarrolló el día lunes 28 de julio en Tecnópolis y el jueves 31 de julio en El Dorrego. En ambos casos participaron chicos de 3 a 13 años.

A continuación la entrevista que le realizó Claudia Cadenazzo.

Gabriela Burin – entrevista

 

Frutos del proyecto Sembrando libros y teatro

Mariel Madelón, docente y titiritera de dos jardines (uno es Pepino 88, en Martín Coronado y el otro es en San Miguel) convirtió su Citröen en un bibliomóvil con los libros que ALIJA donó en su mochila del proyecto ALIJA-Libertablas Sembrando libros y teatro.

Mariel nos cuenta que los niños de sus salas son auténticos titiriteros y que los padres de los chicos colaboran con el armado: «Ahora tenemos más libros para sacar ideas», dijo un niño cuando recibieron los libros. El otro día Mariel envió un video de un nene de sala de tres años contando el cuento No, de Claudia Rueda, de editorial Océano; después de escuchar el cuento él quiso volver a contarlo a sus compañeros.

Para el día del niño han trabajado con el libro Willy el tímido, de Anthony Browne, de editorial Fondo de Cultura Económica. Han investigado sobre el autor a partir de notas y entrevistas que han salido en revistas, luego de la visita de Browne a Argentina.

También Mariel nos contó qué harán para fin de año en los dos jardines donde trabaja: regalarán un libro a cada niño (han elegido la colección de ocho libros de Adela Basch y la colección de ocho libros de Ricardo Mariño, todos del Gato de hojalata, publicados por Guadal).

Trabajaron con el libro El globo azul, de Julia Rossi, de editorial ComunicArte, y Mariel armará una obra de títeres con él.

A partir de la visita de ALIJA-LIBERTABLAS, Mariel visita la sede de ALIJA y su biblioteca; pide que le recomendemos libros, se va con listas de recomendados y de a poco va creciendo su propia biblioteca.

Mariel que es una titiritera de alma, desde siempre, cada vez que puede se sube al tren, al subte o al colectivo para llegarse a Capital y estar en la movida titiritera. Esta vez está doblemente feliz, porque puede ver muchas obras en la “no capital”, en Morón, sede del festival.

Seguimos Sembrando…

Segunda acción del proyecto Sembrando Libros y Teatro (Libertablas – ALIJA)

Crónica del Presi, por Carlos Silveyra

8 de julio

Todo salió bien, a pesar de los pesares…

Mi ómnibus para Mar del Plata salió con un atraso de cerca de una hora, a causa del temporal de la madrugada del 7 de julio. Debía llegar a las 15.00 y yo tenía que estar en la escuela a las 16.00. El tiempo justo, y fríamente calculado, para pasar por el hotel, dejar mi valija y seguir con el mismo taxi.
La verdad que tuve que irme directo a la escuela desde la terminal. Parecía un ekeko: mi valija, la mochila de ALIJA, una valijita para la notebook, cosas de mano y la lectura del viaje…

Cual personaje de la vuelta al mundo en 80 días, el taxi se detuvo frente a la escuela a las 4 menos 2 minutos. ¡Precisión suiza (aunque con materiales argentinos)!

Llego, me presento y, cumpliendo las predicciones de Sergio Rower, la directora se llama Silvina (otra que el pulpo alemán este Sergio). Vino a buscarme a recepción. La portera insistía en preguntarme si yo era de Liberarte

Rower se quedó corto: eran dos las directoras, ambas Silvinas… (¡Gente coherente en la Parroquia de San Antonio, cerca del puerto de Mar del Plata!)
Reunieron a la purretada en un salón de actos muy acogedor. Mientras los nenes se sentaban, la directora me dio una cartita de agradecimiento
A todo esto ya se habían hecho las 16.20.

Conté en cuatro palabras que Libertablas, gente de teatro, y ALIJA, gente de libros, eran dos organizaciones amigas. Y como amigos que somos vamos juntos a 10 lugares del país: Libertablas haciendo buen teatro, y nosotros acercando lindos libros.

Les conté a los niñitos que esos libros quedaban en la biblio, de regalo. Una, deliciosa, me preguntó si podía elegirse el suyo… ¡Bombón!
Les dije que para ponerle un moñito al regalo les iba a leer uno de los cuentos.

Y, les leí el recomendado de Daniela: Más chiquito que una arveja, más grande que una ballena. De la Montes. Les encantó. Aplausos a montones. Me despedí con un besaso (del gato grande) y un besiiiiito (del gato chiquito). Dejé trípticos y señaladores con esta consigna. Los señaladores son para los nenes, los trípticos para las maestras. Pero se los pueden prestar…

Prometí mandarles los poquitos libros que faltaban por correo argentino.
Ya eran las 5 menos cuarto, había aires de horario de salida. Obviamente no hubo taller con las maestras. Que la verdad verdadera, viendo esto in situ, lo veo difícil de realizar en el horario de clases… La directora, mientras me tomaba un vaso de agua, me contó que están armando las bibliotecas de aula con un sistema muy similar a uno ideado por Graciela Guariglia, hace como 25 años… A veces me asombra ver cómo las buenas ideas sufren mutaciones pero no se pierden…

Eso fue todo. Luego de una espera como de media hora, vino el taxi para llevarme, ahora sí, al centro. Las directoras, muy sorprendidas por la cantidad y calidad del material. No saqué ni una sola foto, porque las máquinas se automatizaron, pero no tanto como para funcionar solitas mientras yo sacaba los libros y los presentaba en una mesa grande, mientras leía y todo eso. Una maestra sacó muchas fotos y prometió mandarlas. Les aseguré más fama que Tinelli: si ellas me mandan las fotos, las subiremos a la web y les lloverán los contratos millonarios y esas cosas.

Como decían las viejas historietas: FIN DE LA COMPLETA. ¡¡¡SEGUNDA VISITA REALIZADA!!!

Es decir que me fui al hotel a pelear con el WI FI pretendido y anunciado, mas nunca realizado; a corregir la conferencia que unas horas después leyera (con cierto éxito, debo confesarlo) en la Universidad Nacional de Mar del Plata con Mila, Elena y otras amigas Jitanjaforianas y a dormir a pata ancha, comme il faut.

Besos,
Carlos

Biblioburro: una biblioteca ambulante en Colombia

Gracias a nuestra querida socia Claudia Sánchez, conocimos este video que ahora compartimos con todos. Muestra una conmovedora experiencia en una biblioteca ambulante en Colombia. Gracias a los burros Alfa y Beto, el profesor Luis Soriano Bohórquez acerca los libros a los niños del monte.

http://www.youtube.com/watch?v=tsHyN9zj8_o&feature=related

Sembrando Libros y Teatro

ALIJA y el grupo teatral Libertablas celebran un acuerdo para promover el teatro, el arte y la lectura en las escuelas.

ALIJA dio comienzo a una actividad compartida con el grupo teatral Libertablas que denominamos Sembrando libros y teatro. Es conocida la larga trayectoria que tiene este grupo teatral en su labor por la difusión del arte y el teatro en escuelas de nuestro país. En este marco, ALIJA se suma a la propuesta en diez destinos, llevando un tallerista-promotor y entregando una dotación de libros, la Valija viajera, en cada uno de estos sitios.

La Valija viajera llega al Jardín Pepino 88 de Pablo Podestá

En estos destinos en común, ALIJA realizará un taller con los docentes para mostrarles las características de los 30 libros entregados en la Valija viajera, que quedará de regalo, y una actividad con los chicos que puede consistir en la narración o en la lectura de uno de los textos recibidos.

ALIJA, con recursos propios, se hace cargo de los gastos que demandan estas acciones, sumado al apoyo que muchos sus socios institucionales ha brindado, sobre todo a través de descuentos importantes en los libros. No obstante seguimos gestionando subsidios para recuperar el dinero invertido y poder continuar, con el mismo espíritu, con otras actividades.

ALIJA y Libertablas en el Jardín Pepino 88 de Pablo Podestá

Sembrando Libros y Teatro en Pablo Podestá

Transcribimos un mensaje de Daniela Magnone, narradora, que en nombre de ALIJA se presentó junto al grupo Libertablas en la actividad Sembrando Libros y Teatro.

Quería contarles y agradecerles la hermosa experiencia de ayer [16 de junio].

Hemos ido Sergio Rower, de Libertablas, y yo a Pepino 88, jardín de Pablo Podestá. Siento que los libros han quedado en las mejores manos. El entusiasmo de una de las maestras, que quiere armar la biblioteca y comprar libros de a poco, y armar obras de títeres… Se llama Mariel, nos regaló un CD de los cuentos con los que trabajó el año pasado, con su títere, un abuelo contador de historias. Los niños de su sala son titiriteros; las mamás y las familias ayudan a armar los títeres, marionetas y siluetas para teatro de sombras. Los niños junto a Mariel crean la dramaturgia, las voces de los personajes. Uno de los nenes dijo: «ahora tenemos libros para sacar ideas».

Mariel cuenta que cada vez que viene al centro trata de comprar libros y que le parece interesantísimo el tema de los Destacados porque así ahora sabrá qué comprar o por donde buscar. Dijo que los libros seleccionados son deliciosos… hay uno de los cuentos que a otra de las maestras la emocionó, el de Edelvives: ¿Por qué, mamá?

Ver los nenes, sus caritas, sus participaciones. El «otra vez» apenas se terminaba un cuento o el «te falta contarnos ese». Mi alegría de saber que estarán al alcance de sus manos y que los irán descubriendo día a día porque es para la escuela.

Quiero agradecerles a todos y cada uno por confiar en mi trabajo y darme esta oportunidad de itinerar con una mochila cargada de… un placer trabajar con un equipo de gente cálida y de calidad. Besos, Daniela.

La Biblioteca de la Cuadra

El libro y la lectura como elementos vinculantes entre vecinos y vecinas

Se trata de una iniciativa de la Universidad Nacional del Litoral para desarrollar su Programa de Promoción de la Lectura. Este proyecto, la creación de las bibliotecas en casas de familia, permite compartir lecturas con los vecinos de la cuadra ya que los libros se alojan en sus casas, y las actividades se desarrollan y organizan por los vecinos. Están gestionadas por universidad y son promovidas desde su radio.

«Se trata de una apuesta a la lectura para todos y a la democratización de los bienes culturales», dice el director de Ediciones UNL de la Universidad del Litoral José Luis Volpogni.

Este proyecto ha suscitado amplio interés, la ponencia que les presentamos fue leída durante el 13º Congreso Internacional de Promoción de la Lectura que tuvo lugar durante la 36ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, y la producción del programa Estudio País, conducido por Luis Alberto Badía, ha filmado a las bibliotecas en pleno funcionamiento junto a sus “bibliotecarias”.

Ya hay 20 Bibliotecas de la Cuadra funcionando en distintos barrios de la ciudad de Santa Fe.

Para leer la ponencia completa y una descripción detallada de la actividad haga clic aquí